Lo que nos van explicando sobre la guerra

Ucrania no estaba en la OTAN, pero la OTAN estaba en Ucrania desde 2014. Tres meses después de su inicio, comprendemos mejor el cúmulo de irresponsabilidades multilaterales que han desembocado en esta guerra.

Emplazamientos de la OTAN en Ucrania
(amarillo y azul): Instalaciones no oficiales de la OTAN
(solo en azul) Instalaciones oficiales de la OTAN)
-Polígono 242 del ejército regular de Goncharovski, región de Chernigov.
-Polígono 233 del ejército regular del pueblo Málaya Liubasha, región de Rovno
-Centro internacional de mantenimiento de la paz y la seguridad de Yavoriv, región de Lviv.
-Base de la flota británica de Yuzni, región de Odesa.
-Base de mando operativo de la flota de EE.UU de Ochakov, región de Nikolayev.
-Centro de observación y escucha de la isla Zmeiny.
-Centro 235 de preparación, pueblo Mijailovka, región de Nikolayev.
-Polígono 241 del ejército regular de Aleshki, región de Jerson.
-Centro de entrenamiento de tiradores de precisión de Mariupol, región de Donetsk.
-Campamento militar de la OTAN de Shostka, región de Sumy.
-Campamento de la OTAN, Sumy.

Cuando el 24 de febrero Rusia invadió Ucrania desconocíamos muchos detalles de esa criminal y desgraciada aventura. Hoy, cuando los peligros de una escalada militar entre Occidente y Rusia se incrementan con las semanas hasta producir vértigo en un diario belicista de Nueva York, sabemos con certeza que aunque Ucrania no estaba en la OTAN, la OTAN estaba en Ucrania. Desde hace años. Lo que eso significaba y significa en la práctica lo sabemos, no a través de informaciones y propagandas justificatorias rusas, sino por fuentes de Estados Unidos: por declaraciones de sus personalidades e informes de sus medios de comunicación.

El rearme atlantista de Ucrania comenzó inmediatamente después de la revuelta popular y operación de cambio de régimen del invierno de 2014. Las fuerzas nacionalistas antirusas que no representaban ni a la mitad del país (obviamente ahora el panorama ha cambiado radicalmente), se hicieron entonces definitivamente con el poder en Kiev. Al derogar el precepto de no alineamiento de la Constitución ucraniana y optar abiertamente por una decidida disciplina occidental, esas fuerzas rompieron el delicado equilibrio plural entre las regiones del Oeste y el Este sobre el que reposaba la integridad territorial del país, desencadenaron una guerra civil en Donbas y también la anexión de Crimea, una reacción rusa de consolación a la debacle que los intereses de Moscú habían sufrido en Kíev y que la administración Obama leyó como un intolerable desafío militar merecedor de ejemplarizante castigo.

Según el Instituto Internacional de Investigaciones sobre la Paz de Estocolmo (SIPRI), desde entonces y hasta 2021, Ucrania incrementó su gasto militar un 142% (Rusia un 11%).

A partir de 2015, Estados Unidos se gastó 5000 millones de dólares en armas a Ucrania. En ese mismo periodo se formaron “por lo menos 10.000 hombres de las fuerzas armadas ucranianas al año “durante más de ocho años” en el cuadro de la OTAN, informó el 13 de abril The Wall Street Journal en un artículo titulado; El secreto del éxito militar de Ucrania: años de entrenamiento de la OTAN.

Muchos de esos, por lo menos, 80.000 hombres, fueron formados en los “estándares militares occidentales” y “tácticas modernas de combate” en la base de Yavoriv (Yavorov), cerca de Lviv.

Yavoriv es un enorme campo de entrenamiento de 200 kilómetros cuadrados de extensión (tres veces el área metropolitana de París), que fue objeto de un sonado ataque de misiles ruso el 13 de marzo. Al principio allí se formaban unidades de la Guardia Nacional y luego del ejército regular. Cuando empezó la guerra, “por lo menos ocho países de la OTAN” estaban formando en Yavoriv a militares ucranianos. Lo aprendido con esa dilatada labor de formación y modernización, “ha tenido un impacto significativo” en el curso de la guerra, ha dicho el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

La CIA formó también unidades de élite y de inteligencia ucranianas en territorio de Estados Unidos. El programa tuvo problemas, porque se sospechaba que el contingente estaba infiltrado por informantes rusos, lo que exigió restricciones de información y filtrados de seguridad, informaba en enero el corresponsal para asuntos de seguridad Zach Dorfman. Los rusos estaban al día de esa labor de la CIA. El jefe de operaciones especiales de la inteligencia ucraniana, Coronel Maksim Shapoval, vinculado a ese programa, murió el 27 de junio de 2017 en Kiev, en un atentado con bomba lapa colocada bajo su coche. El atentado fue atribuido a los servicios secretos rusos y considerado respuesta a otros atentados cometidos por Shapoval en Donbas.

Mientras sucedía todo eso, paralelamente tenían lugar dos procesos fundamentales. El primero, el rechazo activo de Estados Unidos, y como consecuencia de los ucranianos, a los “Acuerdos de Minsk”, la fórmula de paz firmada entre Rusia y Ucrania, y arbitrada por Francia y Alemania que estos dos países dejaron languidecer. El segundo, la retirada unilateral de Estados Unidos, en 2019, del acuerdo de prohibición de armas nucleares de alcance intermedio (INF), firmado en 1987 por Reagan y Gorbachov y que fue un hito para el fin de la guerra fría en Europa.

Tras escuchar durante años que la ampliación de la OTAN hacia el Este no era contra Rusia y que las baterías de misiles desplegadas en Rumanía y Polonia eran “contra Irán”, (que carecía, y carece, de misiles de tan largo alcance), los rusos asistieron con doble irritación a las explicaciones que el Consejero de Seguridad Nacional de Trump, el demente John Bolton, ofreció en Moscú en octubre de 2018: la retirada del INF no va contra Rusia, les dijo Bolton, sino contra China, para poder desplegar esas armas nucleares tácticas en Asia. Que Bolton dijera que ya no consideraban a Rusia “una amenaza” y que lo que importaba en Washington era China, no hizo más que herir el acomplejado orgullo de gran potencia venida a menos de los dirigentes rusos.

En marzo de 2021, Ucrania aprobó una nueva estrategia militar en la que se apunta directamente a la reconquista militar de Crimea y Donbas, lo que desde el punto de vista del derecho internacional era completamente legítimo, puesto que ambas regiones eran territorio ucraniano, pero que a efectos prácticos equivalía a un anuncio de preparativos de guerra contra Rusia.

En septiembre del mismo año, Estados Unidos y Ucrania firmaron un acuerdo por el que Washington prometía ayuda militar para restablecer la “integridad territorial” de Ucrania, tal como anunciaba el propósito de la nueva doctrina militar de Kíev.

En febrero comienza la guerra, después de que EE.UU no reaccionara a la propuesta diplomática de Moscú (neutralidad de Ucrania, retirada de infraestructuras militares de la OTAN del entorno de Rusia, entre otros aspectos) y de que el Presidente Ucraniano declarara en la Conferencia de Seguridad de Munich su derecho a disponer de armas nucleares en el futuro.

Tres meses antes del inicio de la invasión rusa, en noviembre de 2021, el director de la CIA, William Burns, había visitado Moscú con un claro mensaje. Putin estaba en su residencia de Sochi, en el Mar Negro, pero Burns advirtió que si los preparativos de invasión detectados en Washington se ejecutaban, habría una reacción occidental fuerte. Desde Moscú, Burns habló por teléfono con Putin. Sin molestarse en desmentir las sospechas de invasión de Washington, el Presidente ruso “le recitó pausadamente una lista de agravios sobre cómo Estados Unidos había ignorado durante años los intereses rusos de seguridad”. Respecto a Ucrania, Putin le dijo que “no era un verdadero país” (WSJ, 1 de abril), es decir la idea que el Presidente ruso ha defendido en diversas ocasiones y que merece una pequeña explicación.

Según una visión bastante común en Rusia, una Ucrania hostil a Rusia que niega su pluralismo etnolingüístico, cultural y religioso interno, no tiene derecho a la existencia en sus actuales fronteras. Tal país, considerado traidor, puede ser desmembrado, con su parte oriental vinculada a Rusia de una u otra forma, un trozo occidental de la Rutenia subcarpática incorporado a Hungría (escenario que, seguramente, Putin ha transmitido a Orban en la última visita de éste a Moscú), otro a Polonia, y el resto, si queda algo, para un estado ucraniano hostil pero inofensivo, sin acceso al mar y desatado, pero geográficamente aislado, en su irremediable rusofobia. Todo esto ya estaba implícito en 1994 cuando Aleksandr Solzhenitsyn mencionaba las “falsas fronteras leninistas de Ucrania”, injustificables porque “rompen millones de vínculos de familia y amistad”, en su opúsculo “La cuestión rusa en el final del siglo XX”.

En condiciones normales esa mentalidad se habría disuelto con el tiempo, o habría sido patrimonio de sectores radicales políticamente marginales en Moscú, pero la ruptura de 2014 en Kíev con su afirmación de una Ucrania “traidora” a ojos de Moscú y decididamente hostil a Rusia, así como los propios problemas internos de Rusia, la colocaron en el centro del poder moscovita…

Volviendo al director de la CIA, a mediados de enero Burns viajó en secreto a Kíev para exponerle al Presidente Zelenski lo que sabían del inminente ataque ruso, con un avance rápido hacia Kíev desde Bielorrusia. Los rusos iban a ocupar el aeropuerto Antónov de Hostomel, cerca de Kíev, con tropas especiales aerotransportadas, con el fin de utilizarlo para desembarcar allí fuerzas para tomar la capital. También se dio a los ucranianos información sobre los objetivos de la primera ola de misiles rusos para destruir la aviación y la defensa antiaérea ucraniana en los primeras horas. Esos informes permitieron salvar algunos recursos cambiando su emplazamiento, y desbaratar la operación de Hostomel.

Desde el primer momento, la OTAN puso los ojos (información de satélites) y los oídos (interceptación de transmisiones) al ejército ucraniano, con un intenso fluido de información a tiempo real.

“La inteligencia de Estados Unidos ha compartido información detallada desde antes de que comenzara la invasión (…) y ahora está trabajando estrechamente junto con la de otros socios para rechazar la invasión rusa”, explicaba el domingo el Wall Street Journal. La cadena de televisión NBC informó el 26 de abril de que gracias a ello se derribó un avión de transporte ruso repleto de fuerzas especiales en los primeros días de la invasión. A finales de ese mismo mes, The Washington Post reveló que se habían facilitado las coordenadas para hundir con misiles, el 14 de abril, el crucero “Moskvá”, buque insignia de la flota rusa del Mar Negro, hecho que los rusos no atribuyen a un ataque sino a un “accidente” para no perder la cara. The New York Times informó poco después de que la elevada mortandad de altos mandos rusos en la campaña, doce generales en apenas tres meses según el diario, se debía a la información sobre coordenadas de puestos de mandos y horarios en los que se conocía la presencia de altos mandos en ellos.

Todo esto no lo sabíamos el 24 de febrero, llevaba en marcha muchos años y da mayor plausibilidad a los argumentos rusos sobre los motivos de la invasión como “guerra preventiva”.

En su discurso del 9 de mayo con motivo del día de la victoria, Putin repitió los argumentos ya formulados la madrugada del 24 de febrero cuando dijo que un ataque contra Rusia “era solo una cuestión de tiempo”:

En diciembre propusimos firmar un acuerdo sobre garantías de seguridad (…) que tuviera en cuenta los intereses de unos y otros. Todo en vano. (…) Se estaba preparando otra operación punitiva en Donbas, una invasión de nuestras tierras históricas, incluida Crimea. Kiev declaró que podía hacerse con armas nucleares. El bloque de la OTAN llevaba a cabo un activo fortalecimiento militar junto a nuestras fronteras. Se estaba creando una amenaza inadmisible. Teníamos todas las evidencias de que era inevitable un enfrentamiento con los neonazis y banderistas apoyados por Estados Unidos y sus vasallos. Veíamos cómo se incrementaban las infraestructuras militares con centenares de consejeros extranjeros y envíos regulares de armas modernas por parte de países de la OTAN. La amenaza aumentaba con los días. Rusia lanzó un ataque preventivo contra esta agresión. Fue una decisión impuesta, correcta por parte de un país independiente, fuerte y soberano”.

Sea como sea, la “decisión correcta” ha costado la vida o terribles heridas a miles de soldados y civiles, 13 millones de desplazados y la estimación de que una tercera parte de las infraestructuras del país hayan sido destruidas. Eso sin contar con el efecto de las sanciones en Rusia y en la Unión Europea, la sumisión de ésta a la OTAN, el aislamiento internacional de Rusia (únicamente matizado por la posibilidad de desarrollo de un bloque antioccidental en el mundo a medio y largo plazo, incierto consuelo) y los problemas de hambre e inseguridad alimentaria que se anuncian en África y Oriente Medio. Y como gran cuestión, la guerra entre imperios combatientes tomando definitivamente el relevo a la necesaria concertación contra el cambio climático en las prioridades de los gobernantes de las grandes potencias. En resumen: una catástrofe planetaria en toda regla con años, sino décadas, apartados de prioridades y objetivos fundamentales para el conjunto de la humanidad.

A 1 de mayo, el Congreso de Estados Unidos había destinado un total de 13.670 millones de dólares en ayuda a Ucrania en los primeros dos meses. A eso se suman los dineros para armas de Inglaterra y la Unión Europea, así como el desastre y los riesgos, para unos y otros, que se desprenden del demencial objetivo declarado de las sanciones europeas formulado en mayo por la insensata Presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen: “arrasar, paso a paso, la base industrial de Rusia”.

Sobre este panorama, se suceden desde hace meses las declaraciones y reconocimientos por parte de personalidades occidentales sobre la verdadera naturaleza de esta guerra. Preguntado el pasado marzo sobre si en Ucrania Estados Unidos y Rusia se encontraban en una guerra por país interpuesto (proxy war), el ex director de la CIA, León Panetta, respondía en una entrevista televisada: “podemos decirlo o no, pero se trata de eso”.

En su visita a Kiev del 24 de abril, el secretario de defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, un hombre de la industria armamentística, también lo confirmó al explicar a sus interlocutores ucranianos que, “el cometido de nuestra reunión es hablar sobre lo que nos permitirá ganar esta guerra”. El uso de la primera persona del plural despeja toda duda sobre quién está librando tal guerra. Por aquellas mismas fechas, el editorial de The New York Times, explicaba que el objetivo de la guerra “es poner a Rusia de rodillas” y mientras tanto el Congreso ya ha aprobado 40.000 millones de dólares más de ayuda a Ucrania, de ellos 23.000 para ayuda militar. Sumados a los 13.670 millones de la primera fase, la ayuda asciende a 53.000 millones, casi a la par con el presupuesto militar de Rusia. Nunca un país había recibido tanta ayuda de Estados Unidos en los últimos veinte años.

La conclusión de todo esto es evidente: no es solo una guerra atroz e injustificable de Rusia contra Ucrania, es, además y sobre todo, una guerra de la OTAN contra Rusia de momento en territorio de Ucrania y con Ucrania como víctima e instrumento. ¿Por qué “de momento” en territorio de Ucrania?

“En el entorno del Presidente Zelenski se dice que habrá una contraofensiva militar ucraniana a mediados de junio”, capaz de ampliarse a territorio ruso, explica el consejero presidencial Olexij Arestovich, al diario alemán Die Welt. “Para entonces los ucranianos tendrán más armas recibidas del extranjero. Antes es poco probable”, dice.

“La contraofensiva ucraniana necesita sistemas de misiles de alcance medio y largo, artillería de gran calibre y aviación”, explicaba el domingo al Wall Street Journal el General Kyrylo Budanov, el jovencito de 36 años de edad, que dirige la inteligencia militar ucraniana.

En las redes sociales y medios de comunicación, triunfa una estupidez incapaz de medir los riesgos y consecuencias de lo que se propone. En la tele rusa periodistas y analistas energúmenos frivolizan con la capacidad de “eliminar Gran Bretaña” de un solo misil nuclear ruso “Sarmat”. En el campo opuesto, el delirio de los liberal-estalinistas rusos opuestos a Putin, muchos de ellos en el exilio y trabajando para organizaciones atlantistas, no conoce límites al llamar al desmantelamiento de su propio país, incluso al riesgo de una guerra nuclear. Es un nuevo ejemplo del tipo de oposición que los regímenes autocráticos siempre han generado en Rusia.

Regresan con sus nefastos consejos asesores occidentales de la “terapia de choque” de los noventa en Rusia como el fanático incompetente Anders Aslund: “mi humilde consejo a la OTAN sería: 1-Dar cuanto antes el máximo de armas posible a Ucrania, 2-Abrir los puertos del Mar Negro a la navegación 3- Bombardear preventivamente las ciudades rusas más importantes para garantizar que Putin no usará armas químicas o nucleares”, dice.

“Estados Unidos debería mostrar que puede ganar una guerra nuclear”, escribe Seth Cropsy, Presidente del Yorktown Institute en el Wall Street Journal.

Ante este espectáculo hasta el belicista New York Times siente el vértigo de las consecuencias de aquel “poner a Rusia de rodillas” proclamado en su editorial de abril como objetivo de la guerra. Con la vista puesta en la inflación y el desastre demócrata que se anuncia para las elecciones “midterm” de noviembre, el diario constata en su editorial del 19 de mayo, que “el conflicto puede tomar una trayectoria mas imprevisible y de potencial escalada”, se pregunta si eso va “en interés de Estados Unidos”, estima que “una victoria decisiva de Ucrania sobre Rusia en la que se recupera todo el territorio arrebatado por Rusia desde 2014 no es un objetivo realista”, aconseja a Biden que debería “explicarle los límites” a Zelenski, y recuerda finalmente que el adversario, “todavía es una superpotencia nuclear”.

Tres meses después de su inicio, comprendemos mejor el cúmulo de irresponsabilidades multilaterales que han desembocado en esta guerra.

(Publicado en Ctxt)

367 opiniones en “Lo que nos van explicando sobre la guerra”

  1. ….»Mas la consciencia activa, necesariamente, la reflexión. Las microzimas, por ejemplo, no solo tendrían consciencia de ellas mismas, sino que inmediatamente pasarían a reflexionar sobre el papel que juegan en el proceso de la vida, y ello les llevaría a plantearse: “¿Para qué estamos manteniendo este proceso; por qué nos resulta importante, imperativo, llegar a la vida; por qué, cuando las células, mueren, nosotras nos convertimos en depósitos de su ADN, pudiendo así volver a ser células, generar otros seres vivos; en qué nos benefician todos estos fenómenos?” Esta inevitable reflexión provocada por la consciencia les llevaría a las microzimas a muchas otras reflexiones, incluso a la duda, a la depresión o al suicidio»….

    Esto es un trozo del texto que cuestiona al físico Salas…sin ánimo de debatir, conocen a muchos humanos con un metaconocimiento como el que se les pide a las microzimas?, o, saben de alguno que atesorando ese conocimiento hayan optado por el suicidio desesperanzado?

    Qué patético es el logos humano!!

    Me gusta

  2. El darwinismo ha sido puesto en entredicho no desde hace 15 años, sino desde el primer momento en que apareció.
    No es el darwinismo el que tiene que ser falsado, sino que es este el que tiene que demostrar que añade alguna información o conocimiento nuevo. De la misma manera que para demostrar «he visto un burro volando» no tiene que demostrarse que es falso, sino que es verdadero.
    Por lo demás el darwinismo no puede refutarse es irrefutable porque es una tautología irrelevante, que no añade ninguna información. Es una pérdida de tiempo tratar de refutar algo que es irrefutable.
    Evidentemente, si aparece sobre la tierra un organismo nuevo, si este organismo no es viable morirá. Eso es la llamada rimbombantemente «selección natural «. En todo caso lo que habrá que averiguar es porqué y como aparece éste organismo. No decir que es por «azar» y quedarse tan ancho.
    Paradojicamente y hasta chistosamente, lo que ha venido a ser llamado como una «teoría de la evolución», no es más que una explicación de la continuidad o del «no cambio», porque del cambio no explica nada, sólo dice que el cambio se produce por azar, mientras que la selección natural, lo único que hace es explicar la continuidad de un organismo que ya ha aparecido. O en otras palabras es como explicar los escalones de una escalera sólo con el piso del escalón y desdeñando su parte vertical.

    ¿Como sería una verdadera teoría de la evolución? Muy sencillo: imagina que la creación de una especie nueva no es más que un conjunto de reacciones orgánicas por complicadas que estas sean, como las que se producen en todos los procesos biológicos y rutas metabólicas a partir de unos reactivos y de unas condiciones -presión, temperatura, pH, las que sean- que permiten la reacción.
    Pues estas condiciones y estos reactivos y estos productos es lo que hay que averiguar y averiguarlo en muchos casos concretos. Y si después de tener unos cuantos cientos de casos esclarecidos, se encuentra una directriz o analogía común, si es que la hay, ya se podría pensar en una teoría o incluso en una Ley que nos permita hacer predicciones falsables.

    Soy consciente de la dificultad del asunto, cuando ni siquiera se pueden reproducir los experimentos en laboratorio controlado y menos hacer predicciones; pero entre tanto, podríamos decir que el darwinismo es una hipótesis como otra cualquiera, aunque en este caso no pasa de ocurrencia porque en realidad en el fondo sólo se trata de una tautología.
    Me recuerda a lo que nos decía mi profesor de Universidad ya fallecido, hablando de la preocupación de los alumnos por el paro: «no os preocupéis que el que vale sale adelante»; era un buen argumento para tranquilizar, puesto que a falta de saber a priori quien es «el que vale», la vanidad de los alumnos nos situaba siempre o casi siempre en ese grupo. En efecto, como mi profesor decía, el tiempo te acaba diciendo quien vale, porque «el que vale» no es otro que el que sale adelante.
    Es curioso, pero la persona que decía esto era una eminencia en su campo que desde luego valía y salió adelante. Circunstancia personal que le nublaba el entendimiento hasta el punto de creer semejante argumento tan estúpido y circular que hasta el mismísimo Darwin podría usarlo.

    Y en efecto, el darwinismo se parece más a una religión que a una Ciencia. Efectivamente, no se entiende como a pesar de todas las críticas que ha recibido y su incapacidad de predecir nada, sólo explicaciones «ad hoc», que parecen de charla de café o de documental de tv, sigue siendo una teoría aceptada. Lo más razonable es pensar que es una religión y que cumple una función social muy útil. Mientras vivamos en este tipo de sociedad competitiva es imposible que esta religión sea rechazada. Es inútil también tratar de erradicarla.
    Como todas las religiones, el darwinismo sólo caerá no por demostrar su falsedad, sino cuando deje de cumplir su utilidad. Así el dios de las cosechas se abandonó cuando apareció el ingeniero agrónomo. No es que el hombre antiguo era estúpido, por creer en Ceres, es que no tenía otra cosa. Cuando el ingeniero agrónomo apareció, el dios de las cosechas desapareció; eso es todo.
    Por lo que se ve al fín y al cabo la religión no es tan distinta de la ciencia puesto que cuando deja de cumplir su utilidad se abandona y se elige otra como es el caso de las teorías científicas. A día de hoy vivimos en la Creencia en el Individualismo todo poderoso que consiste en pensar que las criaturas pueden ser causa de sí mismo. Creencia necesaria para justificar el desigual reparto de los bienes materiales. Religión moderna en mi opinión más estúpida que las religiones tradicionales. Cualquier alumno de Aristóteles o de Santo Tomás de primer curso estaría escandalizado. O incluso cualquier persona antigua con algo de buen sentido.

    Los antiguos usando su raciocinio concluyeron en la existencia de un dios omnipotente que no veían para justificar los males del mundo. Los modernos prefirieron creer en muchos dioses -los hombres- pequeños e impotentes, porque al menos a estos si los veían. Cambiaron a un sólo dios por millones; un sólo dios racional por millones de dioses empíricos.
    Me temo que mientras haya mal en el mundo habrá religión ya sea monoteísta o modernista.

    La utilidad del Darwinismo consiste en justificar lo injustificable. El Darwinismo justifica el colonialismo y el Neodarwinismo el neocolonialismo.
    Así que tranquilo, dudo mucho que jamás se venga abajo y el bueno de Máximo Sandín, no lo verá en vida, por mucho que se esfuerce, salvo que haya una revolución tecnológica, social o política inesperada, muy rara y en breve, -como casi todos los que disienten el Sr Sandín ya está jubilado-, o tal vez una iluminación colectiva, que eche abajo con este individualismo y acabe con el dichoso mal.

    Me gusta

    1. Decir que el darwinismo es una tautología irrelevante no deja de tener su gracia, con la polémica que suscitó Darwin en su día y las críticas feroces que aún recibe por parte de las diferentes mafias clericales. Tan irrelevante no será.

      Si la teoría de la evolución es una entre tantas, me gustaría saber cuáles son las otras. ¿El creacionismo? ¿El diseño inteligente? Esas sí que no aportan ni predicen nada, su único propósito (y no tiene nada que ver con la ciencia) es mantener a salvo la figura de un Dios Creador, que la teoría de la evolución vuelve prescindible.

      Una prueba de la teoría de Darwin: el dedo pulgar del oso panda, por ejemplo. Hay unos ensayos del paleontólogo Stephen Hay Gould sobre el pulgar del panda que son una delicia. Pero hay miles de otros ejemplos. Podemos estudiar la evolución del ojo en las diferentes especies animales, mira que es fácil.

      La teoría de Darwin no es solo la «selección de los más aptos» y demás zarandajas sociales destinadas a justificar el colonialismo o la explotación de clase. Lo que propone justamente la teoría evolutiva es que hay un permanente ajuste entre los seres vivos y su entorno, un ajuste en el que juegan su papel tanto la competencia como la cooperación. Este ajuste constante bastaría para explicar la diversidad de especies que hay en nuestro planeta y también la de otros planetas donde pueda surgir la vida, y también su cada vez mayor complejidad. No tenemos ninguna, absolutamente ninguna otra teoría que explique esto y que no recurra a la idea de evolución en su sentido u otro.

      No sé quién pone en entredicho la teoría de la evolución desde el ámbito de los estudios biológicos. De verdad que no lo sé. Todas los nuevos aportes no hacen más que confirmar y refinar la teoría. Una teoría que, por otro lado, nada tiene que ver con el individualismo ni la competividad de la sociedad contemporánea, excepto en su versión vulgar a lo Herbert Spencer y demás. Pero vaya, si nos ponemos a hablar de ciencia, hablemos de ciencia. No mezclemos las churras con las merinas.

      Me gusta

      1. Así es, Fran. Pero habría que matizar una cosa que a no pocos se les escapa. Una cosa es el hecho de la evolución (está más que probada, es un hecho, y no la descubrió Darwin) y otra cosa es la teoría que explica ese hecho, el cómo se produce (que es la teoría de la selección natural de Darwin). Bueno, pues la teoría de la selección natural de Darwin al parecer pasó por unas duras críticas a principios del siglo XX, de resultas de las cuales surgió una síntesis que es la que actualmente es hegemónica: el Neodarwinismo (el que defiende Dawkins, por ejemplo). Y que yo sepa, y hasta donde mis conocimientos alcanzan, existe un consenso más que notable entre toda la comunidad científica a favor de la teoría Neodarwinista. Solo se escapan algunos fantasmas que tu has citado y algún que otro biólogo francotirador que intenta desmontar el Neodarwinismo, pero con ningún éxito. Pero vivimos unos tiempos muy extraños, donde está de moda, entre otras cosas, negar lo innegable. Ya que se haya conseguido que aparezcan en los medios de comunicación los terraplanistas es todo un fenómeno. Hay mucho posmoderno suelto. ¿Facer o que?

        Me gusta

      2. En efecto, el neodarwinismo es la teoría estándar de la evolución ahora mismo, pero cada dos por tres hay nuevos descubrimientos en el campo de la gen´ética, la citología, la filogenia y demás que van perfeccionando nuestros conocimientos del proceso evolutivo. Es una teoría que no está ni mucho menos completa, pero su validez a grandes rasgos resulta indiscutible.

        Yo no sé si poner en entredicho la teoría de la evolución es posmodernidad o qué es. Pero bastante confusión hay ya el mundo, en bastante oscuridad estamos ya sumidos como para ademas tener que defender lo obvio. Y sí, la Tierra es plana, ya los decía Ptolomeo, que era un crack de las matemáticas. Los heliocéntricos somos un rebaño de ignorantes que nos creemos cualquier cosa.

        A veces tengo mi momento conspiranoico y pienso que las élites buscan justamente eso, que caigamos en un batiburrillo conceptual en el que resulte imposible juzgar ni comprender nada, en el que las ideas más sólidas tengan que vérselas con las más delirantes y se desactive así cualquier espíritu crítico con un mínimo de coherencia, bien dirigido.

        Me gusta

  3. Me temo que el individualismo es otro tipo de tautología, ésta filosófica, puesto que nuestra sociedad es más parecida a un inmenso rebaño de Ñus que a un entente de individuos librepensantes. Por eso creo, como tú, que el Darwinismo sólo desaparecerá cuando el Poderciencia
    fabrique otra religión que dirija al rebaño al nuevo paraíso…el transhumanismo IA?

    Me gusta

      1. Bueno, yo no creo que el Poderciencia tenga tanto poder sobre el control social ni de nada. Yo ahí estoy más con Devalle.
        A mi me parece algo más improvisado: de las miles de ideas disponibles, (siempre en toda época están todas las ideas disponibles), cuaja, tiene éxito y se promociona, la que es más acorde con los medios de producción y con la ideología dominante. Aunque es cierto, en tu apoyo, que un primo de Darwin fundó la sociedad de eugenistas en Inglaterra, -no me acuerdo exactamente su nombre y creo recordar que uno de sus hijos presidió también la sociedad. Cuando dicen que no hay que confundir el Darwinismo sociológico con el biológico, no hay que olvidar que Darwin también estaba muy involucrado en los dos.

        Aunque es verdad que hay gente muy poderosa que trata de dirigir el cotarro, como los eugenistas, la semilla tiene que caer en terreno abonado para que les salga bien. O con otra analogía tiene que ser a favor de la corriente. Yo no tengo cultura suficiente, pero seguro que hay infinitos ejemplos que les ha salido mal o lo que no esperaban. Bueno, un ejemplo así rápido es la élite de EEUU con China, deslocalizaron todas las empresas para ganar dinero y seguro que más de uno ahora se arrepiente, sobre todo si les cae una bomba nuclear encima.
        En este caso, -EEUU, China- las élites cumplieron su objetivo en primera instancia, que es forrarse en el corto plazo, pero no pudieron prevenir las consecuencias sociales, económicas y de todo tipo y eso que esto no parecía tan difícil de imaginar. O en el caso de que lo imaginaran les pudo mucho más la avaricia a corto plazo. En resumen que no puede controlar el mundo gente que no es capaz ni de controlarse a sí mismos.

        Me gusta

  4. Juan Reneses, parece que el asunto del azar no le sienta bien, le disgusta ¿También le desagrada la cuestión de la evolución? ¿Preferiría una explicación más creacionista? ¿Más teleológica si lo prefiere? Es obvio, a tenor de sus palabras, que no le gusta admitir que en la vida existe el azar ¿Prefiere un destino determinado por un ser sobrenatural tal vez, que le libre del azar? ¿Se sentiría así más libre?

    Algunas observaciones:

    1. Que el darwinismo justifique el colonialismo, no significa que el colonialismo deba defenderse, pues los seres humanos no somos hormigas, ni elefantes, ni árboles. Hay algo que se llama Moral, que nosotros sí tenemos y por lo tanto en nuestra mano está que los colonialismos no existan aunque una teoría biológica los justifique. Que esta teoría justifique el colonialismo, no la hace ni más ni menos cierta. ¿Qué tienen que ver el culo con las témporas? Parece que usted no cuenta con nuestra capacidad volitiva. ¿Será que para usted nuestra especie no tiene capacidad de discernimiento? A fin de cuentas, el ser humano es capaz de manipular la biología ¿no? Ya lo estamos haciendo. ¿Qué importa, pues, que esta teoría justifique el colonialismo?. Nosotros somos capaces de estar por encima de eso ¿o no?

    2. Usted dice: «El darwinismo ha sido puesto en entredicho no desde hace 15 años, sino desde el primer momento en que apareció». Mi respuesta: En efecto, sí señor. Primero por la Iglesia Anglicana y a continuación por el resto de Iglesias que tenían a un Dios creador o demiurgo autor del diseño del mundo.

    3. Una teoría científica es lo que es, no le quiera usted dar más valor del que tiene. Su función es dar una explicación de la realidad a la luz de las leyes y principios comprobados que existen. Pero es una teoría, no la palabra de Dios. Lo que tienen que hacer el resto de científicos es falsarla o presentar otra teoría que la refute, así es como funciona la ciencia. Llevan más de 200 años de existencia intentándolo y aún no existe consenso suficiente ENTRE LA COMUNIDAD CIENTÍFICA para tumbarla. Eso de que es una tautología o que es irrefutable es muy polémico, hay tantas opiniones como POBLACIÓN hay en el planeta. La suya es una de ellas. Me da la impresión de que usted ha oído campanas, pero no sabe donde. Pero yo ni soy biólogo, ni médico, ni químico. Si usted se siente con fuerzas de sentar cátedra, envíe un Paper a la Universidad de Cambridge o de Berkeley o donde guste, a lo mejor usted nos ilustra a todos y descubre la piedra filosofal. A la Complutense o a la UB no se lo recomiendo, porque tirarían su Paper a la basura antes de leerlo.

    4. Usted dice: «Si aparece sobre la tierra un organismo nuevo, si este organismo no es viable morirá. Eso es la llamada rimbombantemente «selección natural». Mi respuesta: Mucho simplifica usted la teoría de la selección natural. El caso es negar lo que sea, que eso está de moda.

    5. «Y en efecto, el darwinismo se parece más a una religión que a una Ciencia. Efectivamente, no se entiende como a pesar de todas las críticas que ha recibido y su incapacidad de predecir nada, sólo explicaciones «ad hoc», que parecen de charla de café o de documental de tv, sigue siendo una teoría aceptada. Lo más razonable es pensar que es una religión y que cumple una función social muy útil. Mientras vivamos en este tipo de sociedad competitiva es imposible que esta religión sea rechazada». Mi respuesta: Uy, uy, uy. Usted no aguantaría ni medio round en un debate entre científicos. La función de una teoría científica no es necesariamente la de predecir nada, sino la de explicar una realidad y de forma provisional. No conozco ninguna teoría científica que se haya erigido en la VERDAD ABSOLUTA. ¿Tiene usted una explicación mejor? Preséntela, ya se lo he dicho. Eso sí, acredite primero que es usted biólogo al menos, no el fontanero de la esquina. Para evitarnos perder el tiempo. Respecto a lo de la utilidad de la teoría, le remito a la observación 1.

    Me gusta

    1. Si, es posible; cada vez la tecnología es más potente y desde luego es preocupante. Pero, ya le dije que lo que depare el futuro me da miedo. Los poderosos pueden, -no siempre-, conseguir los intereses deseados a primera instancia, pero lo que nadie puede controlar son las consecuencias. ¡No controlaron ni lo que pasaría al introducir conejos en Australia!

      Para los demás, pero por supuesto sobre todo para PepitoGrillo :
      Lo del azar; no estoy en contra del azar, sólo que creo que hay que acotarlo si se quiere dar algún tipo de información, se ha podido acotar hasta el electrón. La figura de Darwin, además de hablar de su tautología podía haber dicho un simple y honesto: «no lo sé».
      Desde el punto de vista social y para los biólogos, ha tenido mucha relevancia, pero en cuanto a la información que aporta desde un punto de vista lógico, es nula o ninguna.
      La ausencia de una teoría correcta no quiere decir que haya que aceptar una que no lo sea.
      En cuanto a lo de «predecir», es verdad que es mucho pedir. Evidentemente, la evolución comparte con la historia su aspecto irrepetible y no determinista, que impiden que se puedan predecir los acontecimientos como en un laboratorio de física. Pero, está claro que se hace uso y abuso de descripciones y explicaciones a posteriori para amoldar los hechos elegidos a su conveniencia.
      Por lo demás, -que yo sepa claro-, el darwinismo no explica nada, ni lo pretende, sobre muchos de los principales hitos de la historia biológica; hechos que una teoría sobre la evolución no puede ignorar, por ejemplo:
      1 formación de las primeras células. Hace 3000 m.a
      2 Reproducción de las bacterias, mitótica etc. Nada que ver con el darwinismo.
      3 Aparición de la célula eucariota. Margulis y otros que le precedieron, -rusos-, basicamente simbiosis. 1500 m.a?
      4 colonización de la vida terrestre. Simbiosis alga con hongo. 480 m.a.
      5 Existencia y viabilidad de los animales y plantas. Lo que llamamos especies de animales y plantas, en realidad son conglomerados simbióticos de cientos de especies diferentes.
      6 Mecanismos o rutas biológicas de formación de nuevas especies, -eso ya está comentado-
      7 Unidades superiores al individuo y a la especie que tienen mucho que ver con la evolución, desde los ecosistemas hasta el planeta Gaia o gaya no sé.

      Supongo que todos o algunos de estos hechos se han tratado de explicar «ad hoc» con explicaciones de corte Darwinista; tengo la impresión que los Darwinistas han tratado de encajar el mundo en un calcetín y eso es dificil de amoldar. ¡Se ha perdido tanto tiempo por culpa del Darwinismo entrando en disquisiciones irrelevantes! ¡Que se lo pregunten a Margulis, que estaba avergonzada de sus investigaciones porque no encajaban con el Darwinismo¡
      Saludos a todos

      Me gusta

    1. *Stefan
      Mi opinión aunque no sea De Walle. Si la OTAN (Polonia) pone los pies en Kaliningrado sería una invasión de Rusia en toda regla. Eso desencadenaría la Tercera Guerra Mundial. EEUU va a tener que atar en corto a los cachorros polacos para que no cometan ninguna estupidez. Veo más factible que sean los polacos quienes en esa zona cometan algún exceso que pueda justificar una respuesta de Rusia, que no la OTAN en sí misma. Por eso digo que la OTAN en su conjunto debe de andar con mucho ojo con Polonia. Por otro lado, Kaliningrado podría ser objeto de canje en caso de una negociación diplomática para zanjar la guerra de Ucrania. Parte de Ucrania se cede a Rusia y Kaliningrado para Polonia, aunque, claro, eso sería cortarle la salida al Báltico a Rusia y sería muy grave para Rusia. Por eso lo dejo ahí en cuarentena. De Walle intuyo que deberá estar pensando que EEUU puede utilizar a Polonia como ariete para probar a Rusia y ver si esta responde, pero lo veo extremamente peligroso. Ya están jugando todos demasiado.

      Me gusta

      1. Sí, lo pregunto porque leí que los lituanos (creo) estaban limitando el paso por el corredor de Suwalski a los rusos.

        Me gusta

      2. * Stefan
        A mi modo de ver, si hay un peligro en esa área, no es Lituania, sino Polonia. Los polacos son rusófobos aguerridos y militantes desde hace siglos. Lituania no va a hacer nada, porque ya bastante tiene con que la OTAN la respalde ante una hipotética amenaza rusa. No creo que se meta en camisas de once varas ni esté por la labor de provocar a Rusia por su cuenta. El verdadero peligro es Polonia. Ese pueblo tiene un odio visceral hacia Rusia que le perturba y le nubla la conciencia.

        Todo esto, claro, mientras el teatro de operaciones de esta guerra sea Ucrania y solo Ucrania. Otra cosa es si se desencadenase una guerra abierta Rusia-OTAN. En ese caso, el corredor de Suwalski podría ser cerrado, claro. Pero sinceramente no creo que se desboquen tanto los caballos. Si Lituania hiciese eso, podría generar una escalada en la guerra de Ucrania que no creo que convenga a nadie, y cuando digo a nadie, me refiero a nuestra especie.

        Me gusta

  5. Cosas pendientes, intentando ser breve:

    Para Jorge, la derechuza acaba de arrasar en Andalucía. Nunca jamás la derecha en Galicia (ni en Madrid) sacó semejantes porcentajes ni esa distancia sideral a toda la ‘izquierda’ junta. Andalucía sigue siendo un país pobre, subsidiado, atrasado y tercermundista (como casi toda España). Entiendo que el tema es más sangrante porque durante muchas dècadas fueron el granero de partidos de ‘izquierda’.

    A veces la supervivencia es difícil de entender. Bueno, a los humanos nos resulta difícil de entender lo que intuimos que no nos va a gustar. Y esto dice más de nosotros mismos que de lo que no queremos entender.

    Para Lambda: la diferencia entre España y Suíza no es el subnormal de Calvino, que objetivamente ha sido un lastre para Suíza, la diferencia es que Suíza entre su fundación y la era industrial ha sido un país pobre, fuente neta de emigrantes (y mercenarios: la Guardia del Papa, y de hecho se convirtió en neutral en algún momento que no recuerdo del siglo 16 porque un rey francès les pagaba para que sus mercenarios no luchasen como suízos), e Hispanistán ha sido un imperio ruinoso para sus propios pueblos, pobre materialmente y avergonzado de reconocerse como tal. Y le han quedado unas castas pegadas como lapas que en Suíza nunca han existido, porque en Suíza sus elites les ha parecido cojonudo ser menestrales o hasta queseros, nunca han tenido ínfulas de nobleza porque eran un país de mierda, te puedes imaginar lo que hubiera hecho un personaje como Stalin con ellas (con las lapas hispanistanas).

    Respecto a las diferencias internas entre Italia y Yugoslavia. Yugoslavia era todo lo mismo, un país rural, incluso las partes que habían pertenecido a Austria-Hungría (Bosnia-Hercegovina es un invento austriaco, de Herzog, duque, un calco del latín dux, por cierto Graf, conde, viene del griego γραφειν, igual que las Kirches/Kirkes/Churches vienen del kyrie, señor, y las Ecclesias de ‘asamblea’, es interesante seguir la distribución de los tèrminos), mantenían las mismas estructuras sociales clienterales feudales que Serbia, que había estado otomana (como Bosnia, o Eslovenia, sólo que más tiempo). En resumen, eran un país africano recièn independizado y el papel germánico era culturalmente muy menor, los eslovenios podrían ir a Viena o a Praga, pero los serbios iban a París o hasta San Petersburgo.

    Italia son dos mundos completamente diferentes. Las repúblicas mercantiles del medievo y renacentistas del norte ya eran otro planeta comparadas con el sur bizantino, que entró en órbita catalana y luego española, perpetuando un modelo totalmente feudal. El norte siempre perteneció al imperio (de donde Suíza escapó), y en el centro, el Papa y su feudo que era el catalizador que tenía atomizada toda la península. Esto se ve aún hoy en la baraja, el sur y Cerdeña juegan con naipes de palos españoles (originalmente catalanes), y con figuras españolas (sota, caballo, rey), cada zona tiene su propio diseño, y el norte juega con palos franco-germánicos (y figuras, sota, reina, rey). Y los juegos ídem. Aunque al sur de La Spezia-Rimini se puede decir que se habla un continuo, quitando Cerdeña (y al norte muy otra cosa), es cierto que el toscano se convirtió en lengua de prestigio muy tempranamente y que culturalmente la península funcionaba como un tinglado, socialmente eran planetas completamente diferentes, lo que da que pensar para relativizar sobre esos mitos sobre lengua y comunicación. De hecho, EEUU y Canadá, su parte anglófona, hablan variantes del inglès más próximas imposible, y son sociedades tremendamente diferentes, precisamente sus clases trabajadoras y productivas.

    El referèndum para echar al rey en 1946 se ganó en el norte, en el sur la monarquía arrasó, simplemente. Pensemos en estructuras sociales totalmente feudales, como la Mafia y la Camorra y toda la banda, que encontraron una nueva función de utilidad ante la industrialización (siempre ausente en el sur), por cierto hay un libro buenísimo que no recuerdo ahora el título donde hablan del banquete pantagruèlico que le ofreció la Mafia al cafre de Garibaldi, una sofisticación de jalufe que deja en ordinarios a la crème de Milán industrialista de la alta burguesía, vamos, comparar estos dos mundos que la CEE se encargó de separar aún más con Yugoslavia es de coña. Si alguien le pega fuego algún día a Italia no salen 6 pedazos, salen 400.

    Por cierto, Borromini, el arquitecto, nació en un sitio que hoy es Suíza pero en la època no era Suíza (tampoco Italia, que no existía). A los suízos se les ocurrió meter a Borromini en los billetes de no me acuerdo cuántos francos por eso, por nacer en un pueblito que hoy es Suíza.

    El Dios que se armó en Italia.

    Me gusta

    1. De Walle, este fenómeno en Andalucía es nuevo. Habrá que ver cuál va a ser su recorrido para poder afirmar que se ha convertido en tradición. Hasta hoy, la tradición nos indicaba que Andalucía era granjero de votos de la izquierda. Esa tradición se ha roto ya desde las anteriores elecciones. Eso tiene múltiples lecturas. Una de ellas es que los ciudadanos ya están hasta las pelotas de la falta de coherencia de la izquierda, de la roballaría de los «nuevos señoritos» que eran los gobernantes del PSOE y de varias décadas viendo las mismas caras de los gobernantes. Pero también hay una realidad incontestable, por mucho que tu digas que Andalucía sigue siendo igual de pobre que antes, y es que no, no es igual de pobre. Andalucía y los andaluces, igual que el resto del mundo, ha mejorado bastante desde hace cien años. Los andaluces de hoy no son los mismos que los de 1936 siquiera. Se han acomodado y aburguesado como todo Dios en toda Europa, y viendo las políticas de derechas que ha practicado en Andalucía el PSOE en los últimos años, la gente ha decidido jugar en la tómbola y ver si la derecha original les gestiona mejor los asuntos. A juzgar por los resultados electorales, los andaluces están felicísimos con el Gobierno del PP. y todo ello, por supuesto, en el contexto de una crisis morrocotuda de la izquierda en todo el mundo occidental, donde los socialdemócratas ya no saben quiénes son, los comunistas esconden su identidad por verguenza (si se presentan como comunistas no los vota ni Stalin resicitado), los ecologistas solo están para hacerle la puñeta a socialdemócratas y comunistas, y los populistas basta ver el ejemplo dado por Pablo Iglesia. Siga la izquierda con su ética buenista de dividir a hombres contra mujeres y en practicar la política de puertas abiertas a todo quisqui en contra de la voluntad de sus votantes, o como dicen en Brasil, sigan haciendo de sus países la Casa de la Madre Juana.

      Me gusta

    2. SOBRE LA COMPARACIÓN ESPAÑA-SUIZA DE DE WALLE.-
      Me he echado unas risas como casi siempre con De Walle. Tiene toda la razón. Es una obviedad que Lutero no es el que marca la diferencia. Ya antes de Lutero los suizos apuntaban maneras. Pero hay que agregar que la inmensa mayor parte de los países de Europa, antes de la revolución industrial eran pobres y fuente neta de emigrantes también. Basta echar un vistazo a la evolución de los países escandinavos, que no abandonan la pobreza hasta inicios del siglo XX. ¿Cómo es posible que unos países muertos de hambre en un par de generaciones se hayan colocado a la cabeza del mundo desarrollado y con niveles de corrupción mínimos? Es el gran enigma. Está claro que el protestantismo no ha sido, pues protestantes eran desde el siglo XVI y eran muertos de hambre igualmente jajaja, aparte otras consideraciones como la de Max Weber sobre la influencia de la ética del calvinismo en el espíritu del capitalismo, polémica. Yo creo que más que analizar porqué esos países se desarrollaron plenamente, lo que habría que analizar es porqué España no lo ha hecho. Para entender eso hay amplia bibliografía que lo explica, entre ella la famosa obra de Jordi Nadal «El fracaso de la revolución industrial en España, 1814-1913» o el tema de la inflación de metales en el siglo XVI y el hecho de que en España en vez de invertir esos metales en inversión comercial, nos dedicamos a despilfarrarlos para pagar nuestras guerritas en Europa. Concuerdo con De Walle. Con las ínfulas que tenemos los españoles…….Aqui nos ha faltado mucha humildad y menos arrogancias. ¡Que bien describían a las castas españolas las películas de piratas de Hollywood! Aparecía en escena el Gobernador de Maracaibo todo emperifollado, atusándose los bigotes, exigiendo y dando órdenes a sus carceleros jajajaja

      Me gusta

      1. ¡Ese! De Tusquets, claro (un día hablamos de Akal, Jorge seguro que conoce la editorial). Se le ha ido la pinza y pone que Sicilia es una península, igual va con segundas.

        La Mafia controla/ba el agua en Sicilia. El estado italiano de la unificazione fue tal chapuza mal hecha, que la Mafia multiplicó su control de una manera alucinante, se podría argumentar, objetivamente, que la Italia ‘unificada’ subcontrató a la Mafia.

        Me gusta

  6. Jorge, yo intento mirar las cosas en perspectiva. Hoy lo cuenta bastante bien Pèrez Royo,

    https://www.eldiario.es/contracorriente/lectura-andaluza-lectura-espanola_132_9101429.html

    En el 77 y el 79, seguro que puedes encontrar los datos (si no, historiaelectoral punto com), verás que la diferencia entre izquierda, al menos nominal, y derecha, ídem, era bastante tenue y para nada abismal. Todos salidos de la dictadura formal. Puedes mirar tambièn los índices de participación, que a diferencia de Galicia en esa època que eran bajísimos (abstención del 70% y más, puro miedo de ir a votar), los andaluces eran altos o muy altos. Mi opinión es que el izquierdismo de Andalucía ha sido un espejismo duradero, confirmado por la reacción mayoritaria ahí abajo del Catalan Circus, por varias razones, y no es cierto que lugares pobres voten a la izquierda, Andalucía es rural y poco industrializada, eso es una foto clichè de voto de derechas. El único territorio español que ha sido consistentemente de izquierdas es Catalunya, las victorias de Pujol eran un tanto forzadas en base a otros ejes. Me parece que esto en Catalunya lo han terminado por entender, de ahí la actual desafección, porque la derecha catalana tambièn va, históricamente, al saco de la antiespaña.

    Hace más de 100 años un grupo de vividores del PSOE que hoy se llamarían think tanks llegaron a la conclusión de que España jamás se industrializaría para tener una clase trabajadora de izquierdas (algunos no vivieron para ver cómo votaban las clases campesinas en muchos sitios en el 36, incluida Galicia, pero eso lo resolvió Franco ya sabemos cómo), así que fijaron una estrategia de convertirse en partido de règimen, esto en el 36 derivó en enfrentamientos internos, pero en los 70 a los servicios de Franco y la OTAN les resultó muy fácil reclutar a González e imponer esa misma visión que ya tenía un largo recorrido. El papel del PSOE-h en las elecciones del 77 y 79 es totalmente marginal, por cierto menos en Galicia y Aragón, en Catalunya hasta tenían candidatos paragonzálicos como Narcís Serra.

    Es la vieja mentalidad de empezar de cero o comprarte una franquicia. De esos polvos, estos lodos. En realidad, como ya han apuntado en infinidad de lugares, la diferencia real, de políticas, entre el PSOE y el PP es muy tenue, es fácil camelar a la gente y la corrupción de la mafia de gángsters ya ves que se olvida, para eso está el nacionalismo español (el verdadero caballo de Troya de PCE, PSOE, y organizaciones similares) y la prensa del Movimiento.

    Mira, como toda la socialdemocracia, han estado gestionando el cortijo, por supuesto sin cuestionar a su dueño. Ahora ha vuelto el señorito y a la puta calle, que viene como siempre con ganas de hacer una caligulada o una neronada.

    Me gusta

    1. Un buen repaso, a grandes rasgos, de la reciente historia del cortijo español. Me llama la atención tu facilidad para historiar los devenires de los cortijos nacionales que pueblan el mundo y tú reticencia a considerar la posible existencia del cortijo-mundo…cuestión de tamaño?

      Me gusta

      1. No de tamaño exactamente, que tambièn, de nodos. Los estados son como cajas de resonancia y los tiempos de respuesta son más contenidos, las cosas ‘rebotan’, por así decir, el mundo como un todo tiene varias capas, hay ondas o como quieras llamarlas que se propagan por estados, por así decir (el medio si quieres, a fin de cuentas el estado moderno es capitalista), pero hay otras ondas que se propagan sobre otros ‘medios’, a fin de cuentas estamos hablando de la propagación de información y de cómo esta información altera el comportamiento humano.

        Un ejemplo muy claro lo tienes en la URSS, mientras estuvo aislada el sistema fue a cañón, y no estuvo aislada por motu proprio, porque intentaba entrar en el sistema mundo casi desde el principio (lo primero que hicieron los nazis fue cortar la incipiente colaboración entre Weimar y la URSS, mutuamente beneficiosa, algo parecido a lo que han intentado hoy, pero hoy el mundo es más grande, en el sentido de tener más nodos, y Rusia tiene muchas más opciones), cuando sí se incorporó de verdad el sistema empezó a flaquear y acabó por ser dinamitado.

        Obviamente es más fácil entender las piezas, hasta las relaciones entre ellas, que la maquinaria completa. El todo es siempre mayor que las partes, porque es un sesgo de nuestra mente funcionar así. Ya lo decía Marx sobre lo concreto y lo abstracto. O si quieres, sobre el reduccionismo y la holística. Lo primero nos sale de serie, lo segundo nos es casi inaccesible.

        Me gusta

  7. Los nodos: no tengo claro que ahorita haya más nodos en el mundo que en 1939, al fin y al cabo todo está globalizado. Davos, ONU, OMS, FMI, BM, bolsas operando coordinadas al milisegundo, finanzas globalizadas y cosa de algoritmos, cultura de consumo yanki rompiendo la lana en el propio Shanghái…en fin, que si la sociedad global fuese un remedo de la teoría de cuerdas, parecería más fácil que nunca armonizar su tañido.
    Sobre reduccionismo u holística: una realidad subyugada por lo Meta-ultratecnológico, e inmersa en el lenguaje matemático de la contabilidad, puede prescindir totalmente de la comprensión que tengan de ella quienes operen con los botones…lo que no quiere decir que en los circuitos de los flujos de información los caminos que ésta siga sean azarosos.
    Seguro que todo esto ya lo sabes, pero así me aclaro.
    Salud Walle.

    Me gusta

    1. Sí hay más nodos. En los 40-50-60 los autollamados ‘no alineados’ (todos alineados, realmente) no tenían capacidad para no depender de Occidente. No había forma. No había alternativas porque además la URSS iba a rebufo, y China o la India eran muy atrasadas (en los 40 incluso Japón y Europa Occidental, destruida menos un par de países). Hoy la mayor parte del planeta puede *prescindir* completamente de Occidente, es más, es Occidente el que está en situación de dependencia, es precisamente esta situación de dependencia la que crea esos cambios bruscos que Putin llamó tectónicos el otro día, por llamarles algo.

      En la era del dominio USA la red de nodos irradiaba de EEUU, había pocos nodos fuera y las líneas entre nodos que no tocaban EEUU, ni digamos ya Occidente, eran puras curiosidades. Hoy en día el 90% de los nodos están fuera de Occidente, y las líneas se están recomponiendo a toda velocidad. P.ej., a Rusia le han bloqueado los repuestos de sus Airbus y sus Boeing, Rusia misma puede fabricarlos porque casi todos los componentes de esos repuestos no están fabricados en Occidente, a veces ni siquiera ensamblados. No hace falta fusilar nada, es ir tomando los componentes y ensamblarlos tú mismo. La capacidad de producción es la clave, los medios de toda la puta vida, y el neoliberalismo suicida se ha encerrado en un sistema de pajas financieras que machacha la economía productiva real, y esto tampoco es ajeno a la obrerofobia, y otro p.ej., de hecho EEUU se cargó el ferrocarril a favor de un medio mucho menos eficiente como el camión-carretera básicamente porque es mucho más jodido machacar a un sindicato ferroviario que a un autónomo semiesclavo, la Thatcher y su reforma del ferrocarril británico en la misma línea, todos estos nodos los han jodido y los han llevado a lo que era el Tercer Mundo, ahora están allí, y todos esos estados ahora tienen herramientas para zafarse del poder de Occidente, máxime si se articulan como lo están haciendo.

      Y en Davos pueden decir Misa, que me da que es lo que hacen.

      Me gusta

    1. Yo no le veo lógica a nada de lo que hacen. Es todo absurdo.

      Biden quiere levantar los aranceles de Trump porque están jodidos y en barrena, y antes de levantarlos mete la ley de vetar productos del Turquestán. Es una manera un tanto incomprensible de pedir una distensión. No es una transacción con elementos beligerantes del Congreso, es algo que hacen porque les parece estupendo.

      Hay dos cosas más importantes que eso. Uno, la victoria de Petro y a ver què hace (Petro, claro). Otra, la moneda de comercio que van a lanzar los BRICS. A ver què sale.

      Hay un cierto pánico a que se creen dos mundos de deuda diferente, uno, el que ya hay, el tradicional de los gángsters del FMI, y que el de llámalos BRICS se pueda crear, independiente del otro. Se abre la interesante posibilidad de presentar suspensión de pagos en el primero, el de Washington de toda la vida, lo que se llama habitualmente simpa o trágate-el-pufo, y tener una reputación a-morosa (de no ser moroso) en el segundo. Puede ser una forma elegante de pinchar la burbuja Occidental sin que salpique demasiado (es un decir).

      Para los debates conspiranoicos: caso de ántrax en Rusia, cerca de la zona del pollo. Si hemos de hacer caso a lo que cuenta Interfax es un caso aislado sin importancia. Aparece virus de la polio en el alcantarillado de Londres, vèanse los detalles. Caso de cólera en el cortijo de Paje. Y la viruela del simio que continúa su alegre difusión, España destacada en cabeza.

      Pueden ser problemas puntuales amplificados por una cierta histeria mediática. Pueden ser actos deliberados de contaminación. Puede ser que el recorte occidental en todo, sobre todo sanitario, tenga algo que ver. Nótese que no son hipótesis incompatibles en absoluto.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: