La pregunta M.Valls

¿Qué ha pasado en este país para que un personaje como éste tenga posibilidades de ser alcalde de Barcelona?

Los medios de comunicación del procés, la “prensa del movimiento” de este país, han puesto el grito en el cielo. Sus voluntariosos comisarios y bien pagados plumíferos parecen estar literalmente cagados por la candidatura de Manuel Valls. ¿Para qué, sino, dedicarle tanta atención? Para mí la primera pregunta que Valls evoca es la de, ¿qué ha pasado en este país para que un personaje como Manuel Valls, opte a la alcaldía de Barcelona? La pregunta nos interroga a todos.

No se trata de que sea un “fracasado” en su país de acogida. A un tipo que a su edad ha sido alcalde, diputado ministro y primer ministro en Francia, esa etiqueta no le va. No es su talla como político lo que hay que debatir, a menos que queramos compararla con la de sus competidores a la alcaldía o con las figuras que hoy presiden la Generalitat, el Parlament, los partidos políticos catalanes, etc. En esa foto, Valls no es, precisamente, el más bajito. Tampoco el más facha.

La Presidentorra (el concepto es homenaje a Albert Soler del Diari de Girona, el último periodista cuerdo que queda en Catalunya) es bastante más facha que él: el discurso de Torra sobre los españoles (que en la “prensa del movimiento” apenas ha sido tema) sitúa a Valls bien a la izquierda del actual honorable. El president del Parlament, el chalado de Bruselas y todo el rebaño de profesores de instituto y amateurs que dirigen la República imaginaria, parecen una colla de payasos al lado de este tipo, formado en la escuela republicana (esta de verdad) francesa. Valls tiene los pies en el suelo, sabe sumar y restar. Sabe lo que es un estado, lo que es Europa, lo que es y no es un referéndum. En resumen, al lado de los de aquí es un profesional.

Claro que es un oportunista, claro que es de derechas, pero me remito a la pregunta del inicio: ¿qué ha pasado en este país para que un tipo como él tenga posibilidades de hacerse con la alcaldía? Pues lo que ha pasado es que se ha quebrado el consenso interno que sostenía la convivencia en Catalunya. Aquí unos eran nacionalistas, y otros no. Unos lo eran al 90%, otros al 50%, otros al 10% y otros no lo eran en absoluto, pero todos se respetaban y se soportaban los unos a los otros. Hoy sospecho que la mayoría de los catalanes apoyarían a quien fuera capaz de coser ese divorcio y acercarnos al matrimonio anterior.

En Barcelona ese deseo es tan fuerte que el cinturón periférico de la ciudad que siempre votó a la izquierda catalanista, hoy vota a un partido de derechas cuya bandera es el antinacionalismo, lo que mucha gente ve como una especie de procés al revés. Es decir, en Barcelona se ha abierto una gran oportunidad y Valls, que es un oportunista profesional (no confundir con uno amateur e ignorante), la ha visto. Después de que la izquierda regalara buena parte de su base electoral a Ciudadanos, de que el nacionalismo lo dividiera todo con la ilusión de su Ínsula barataria y que revitalizara con sus banderas a la derecha corrupta, tanto en Madrid como en Barcelona, ¿de qué podemos quejarnos? Este pueblo grande en el que se ha convertido Barcelona tendrá al Valls que se merece. La escuela política francesa es superior a la española. No es un juicio de valor, es una cuestión de años de libertad y en eso nos llevan bastante ventaja.

En general, todos los políticos franceses, de izquierda, derecha y hasta de ultraderecha, tienen más tablas, más cultura y más escuela que los nuestros. Aunque sea al servicio de los ricos, de la empresa y del autoritarismo, esa escuela es superior a la local. Lean el artículo que Valls publicó hace unos días en El País. Era un producto perfecto. Quiere arrambar con todo; con los antinacionalistas, con los castellanoparlantes, con los asustados por el procés, con los desencantados con todas las demás opciones, y hasta con un buen sector del catalanismo. Pujol, Maragall, Coby, els castellers el tío Perico y la virgen de Montserrat, si hace falta. No se rían: este tipo puede ganar. Y hay que preguntarse por qué.

10 comentarios en “La pregunta M.Valls”

  1. Como sempre, Rafael, ha dado en el clavo. Quizás puntualizaría que C’s no es antinacionalista, sinó que utilitza el nacionalismo español para contraponerlo al otro.

    Aún quedamos unos pocos no-nacionalistas preguntándonos a qué bando tememos más ¿los nacionalistas o los nacionales?

    Me gusta

  2. Valls es un reaccionario, todo lo ilustrado que se quiera, pero lo és. Estimo que en el nacionalismo catalán faltan dirigentes de talla. Sin embargo, la formulación republicana es, en sí misma, antifascista. De hecho, eso afecta a la corona, un souvenir franquista bastante ahistórico. Cierto es que Ciudadanos se apropió de la porción española del nacionalismo. Pero monsieur Valls no remediaría nada, por el contrario, taponaría una mayor izquierdización del Procés., llenándolo de miriñaques y tonterías. Para tontos, tenemos bastantes con Torrá, inesperado descendiente del pujolismo

    Me gusta

  3. recifico: Posiblemente pasará como con el “proces” que la publicidad se la dió el PP, en este caso se la va a dar la ANC tan proclive a insultar y descalificar.

    Me gusta

  4. En Valls és un oportunista, com en la seva mar no va agafar peix, ara està calant en mars foranes …… .. podria ser, o no, un revulsiu per als que dormen a la palla, per que es treguin la son de les orelles. El cert es que arrisca molt, qui li ha fet creure la fantasmagoria que podrà adherir a la seva causa la burgesia barcelonina, no els de la banlieu de BCN que eren votants del PSOE ?, deixem’ho clar no del PSC, sabut és que aquests van votar C ‘s per por a que els sociates catalans fossin amurats als indepes però, aquests, no voten a ciutat…… .Realment aquest vot anticatalà el podrà reunir a la Ciutat Comtal ?. Cal recordar que a Cat. No es vota igual en les municipals, que en les autonòmiques, que en les estatals …… .sincerament crec que navega de topada.
    El més curiós també és, seguint el fil dels que cites, és veure com un personatge pagat de si mateix té el coratge de dir que beu dels clàssics com Saramago, quanta gosadia, precisament els escrits de José de Sousa Saramago ni s’assemblen als seus, que mes voldria, en Soler, o no? .
    És un veritable insult per als que érem seguidors i encara som dels seus escrits que aquest periodista cregui que, com en Ze, denuncía la injustícia social i criticá als polítics té el mateix estil . Precisament Saramago ens va explicar que “l’èxit a qualsevol preu és ser pitjor que els animals”, curiosament també va deixar clar que “un com més es disfressa, mes s’assembla a si mateix” en un món tan petit tots saben dels altres i aquesta ciutat és un mocador, ho va clavar !! …… ..en José va ser un pou de saviesa, un filòsof, per la qual cosa ens va deixar molt escrit i per reflexionar-hi, aclarint que, no escrivia per obtenir èxit, ni aplaudiments, només ho feia per la necessitat de fer-ho amb les seves conseqüències, o mes clar si és possible, ens ho va explicar amb aquesta frase tan famosa “jo no escric per agradar, ni tampoc per desagradar. Escric per desassossegar “… ..i per acabar la que més em va commoure la deixo en original per no perdren res-“ Aprendi a não tentar convencer ninguém. O trabalho de convencer é uma falta de respeito, é uma tentativa de colonização do outro”-….uf!! per reflexionar-hi

    Me gusta

  5. Generalment segueixo amb interès els articles d’en Poch però aquest té un to totalment desencertat. L’insult i el sentiment de superioritat que transpua no són acceptables en un article de reflexió. Espero que hagi estat fruit d’un mal moment al que tots hi estem exposats.

    Me gusta

    1. Tot i que comparteixo molts punts de vista de l’article (com el fet de que el Torracollons no dona la talla i que representa la minoria independentista supremacista), és innegable que aquest és força esbiaixat (per exemple tots els independentistes són nacionalistes però els unionistes no) i traspua molta mala llet. Realment se li donen millor els articles de geopolítica que no pas els del “terreno”

      Me gusta

  6. Em pregunto si la reivindicació del dret d’autodeterminació és amoral, si el sentiment nacionalista d’aquells que no tenen un Estat darrere és mereixedor del més gran dels escarnis i si ser professor d’institut és indigne…
    Cal aquest tracte homòfob?, calen els qualificatius de xalat o de pallasso? Aquest odi, d’on surt?
    Sembla que quan es tracta el tema català, hi ha gent que embogeix i no pot ni referir-se al tema amb el respecte i l’educació deguda. És aquella esquerra que d’altra banda mai ha qualificat així ni la monarquia ni el govern del PP… ni ho farà mai… És més que curiós.
    Senyor Poch, segur que podem debatre d’un altra manera. Ara bé, si em vol escarnir, vostè mateix. Tingui un bon dia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s