Entender la Rusia de Putin

La Rusia postsoviética y el régimen del Presidente Putin, su nacionalismo, su crítico desdén y desconfianza hacia occidente y su escepticismo hacia los valores reclamados como “occidentales”, así como el considerable consenso que todo ello tiene en la sociedad rusa, no se comprenden sin atender a la humillación de los años noventa. Aquel periodo supuso una traumática depresión para millones de rusos, pero ofreció también un ambiente idóneo para la reconversión social de una casta administrativa en clase propietaria. Realizada aquella operación, en las elites rusas se planteó de nuevo la cuestión del Estado: restablecer su maltrecha función y autoridad, tanto dentro como fuera del país. Putin ha sido el encargado. Ese restablecimiento genera fuertes tensiones porque occidente no lo acepta. Una nueva guerra fría, sanciones, y grandes contradicciones en el seno del régimen y de la sociedad rusa, son las consecuencias. Este libro aborda todos esos aspectos, así como las raíces de las dificultades de Rusia con el pluralismo y el estado de derecho, y es una posdata de la crónica que el autor realizó hace quince años sobre el fin de la URSS y el nacimiento de la Rusia postsoviética, La Gran Transición. Rusia 1985-2002, publicada por Editorial Crítica, considerada la mejor síntesis de aquel tumultuoso periodo.