Hacia una crisis de misiles nucleares en Europa

Mientras se incuban los mayores peligros militares, nos arrullan con los desmanes de Putin.

“Cuando le señalan la Luna, el necio mira el dedo», reza la conocida máxima atribuida a Confucio. Su contenido es muy simple: ajenos a lo crucial, nos centramos en tonterías. Y lo crucial es el enorme peligro de repetir en Europa algo parecido a una “crisis de los misiles de Caribe” de 1962, ahora con Ucrania en el centro.

Desde hace años la potencia militar más fuerte y agresiva del mundo, Estados Unidos, está rodeando militarmente a Rusia y a China. Como esos dos países son grandes potencias nucleares de vocación imperial, los peligros de la operación son obvios para cualquiera con sentido común. No lo hay en Bruselas, ni en las mentes de nuestros disciplinados políticos, expertos y periodistas “atlantistas”.

Una buena muestra es la respuesta del redomado irresponsable Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, a los tímidos coqueteos de algunos socialdemócratas alemanes de que convendría acabar con la presencia de las armas nucleares de Estados Unidos en suelo alemán: “Por supuesto, Alemania puede decidir si deja de albergar armas nucleares, pero la alternativa es que acabaríamos teniéndolas en otros países de Europa, más al este de Alemania”.

Utilizando una “lógica poscolonial” y reclamando su “esfera de interés vital”, Rusia se considera “legitimada para controlar esa área y los países postsoviéticos europeos que no pueden elegir otro destino” ni “emanciparse de la condición geopolítica que les impone Moscú”, señala Carmen Claudín, analista del CIDOB. “No puede haber un Yalta.2”, dice el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. “Es la propia política del Kremlin la que ha antagonizado a sus vecinos postsoviéticos, multiplicando los sentimientos antirrusos”, sentencia Claudín. Pero esta última verdad cambia poco lo esencial.

Negando el “derecho” de Rusia a oponerse a la ampliación de una alianza militar hostil junto a sus fronteras, Washington y sus defensores atlantistas europeos, ignoran doscientos años de la propia historia de Estados Unidos, reclamando e imponiendo su esfera de influencia en el hemisferio occidental. Claro que Ucrania, o Georgia, tienen derecho a pedir su ingreso en la OTAN y el estacionamiento de bases y armas en su territorio. En 1962, también la República de Cuba tenía derecho a reclamar el estacionamiento de misiles soviéticos a 170 kilómetros de territorio estadounidense. Washington se había ganado a pulso el “sentimiento antiamericano” de todo el subcontinente con sus invasiones, golpes de estado e implacable dominio del que Cuba había conseguido liberarse. Y por supuesto, también la URSS, amenazada por misiles nucleares estacionados en Turquía, tenía derecho a estacionarlos en Cuba. Pero es que en aquel caso, como en el actual, no era una cuestión de derechos, sino de medir las consecuencias. Como ahora la situación en Europa, la crisis de los misiles de Cuba fue extremadamente peligrosa. Estados Unidos advirtió que el asunto era casus belli: llevando hasta el extremo aquellos derechos, se habría destruido el planeta. Como dice con raro buen sentido Jack Matlock, ex embajador de Estados Unidos en Moscú, “como nuestro Congreso nunca aprobó una ley de la gravedad, ¿podemos ignorarla?”.

Ante esta situación, los políticos, expertos y periodistas “atlantistas” europeos, prefieren mirar el dedo: la “agresividad” de Putin y los nefastos abusos, fechorías y crímenes del régimen ruso. No son tonterías para los rusos que algún dia deberán resolverlas, pero sí lo son para nosotros, en la situación concreta y actual que nos afecta.

Es obvio que existe una relación entre la política exterior rusa y la política interior del régimen ruso. La amenaza exterior tiene una gran funcionalidad para acallar a la oposición como “agente extranjero”, incluida la barbaridad cometida con la sociedad “Memorial”, por ejemplo. Pero es que, ¿acaso esa relación solo existe en Rusia? En Estados Unidos observamos incluso una relación aún más decisiva entre la economía, el dictado del complejo militar industrial sobre las decisiones del Congreso, y la política exterior de guerra eterna. Los misiles contra Sudan intentaron resolver el “caso Lewinski”, la leyenda de la intervención rusa en las elecciones de Estados Unidos ha sido arma en la pelea interna que divide al establishment norteamericano en un ambiente de manifiesto macartismo. Los atentados del 11 de septiembre neoyorkino se usaron para desencadenar una nueva catástrofe alrededor de los recursos de Irak… No solo hay disidentes, y tortura, en China y Rusia, ahí están Guantánamo y Assange, y también hay “agentes extranjeros” entre nosotros.

Bajo cada video que el canal ruso de televisión RT sube en youTube, aparece el mensaje: “RT está financiada, total o parcialmente por la administración pública rusa”. “Medio controlado por el estado de Rusia”, reza el mensaje que sale en la página de RT en Instagram, propiedad de Facebook y que podría aplicarse exactamente igual a la Deutsche Welle, Voice of América, BBC, etc, etc. La versión alemana de RT, el único canal en el que los críticos de la ampliación de la OTAN podían expresarse y que cuestionaba la versión atlantista de la “revolución ucraniana” de 2014, los claroscuros del caso Skripal o los dudosos ataques con gas venenoso atribuidos a el Assad en Siria, ha resultado ser demasiado efectiva (quinto puesto en el ámbito “noticias” y “política” entre los canales vistos en Alemania) y se le ha negado la licencia de emisión, con lo que se limita a la transmisión por satélite. En septiembre el canal de video de RT-Alemania, que tenía más de 600.000 abonados y registraba más de 547 millones de consultas, fue borrado de youTube. Mientras en Occidente, las democracias de baja intensidad no cesan de perder sustancia, los monopolios digitales de Estados Unidos, directamente sometidos al Big Brother de la NSA y otros servicios, como demostró Snowden, nos protegen así ante la propaganda rusa con el paternal mensaje: “Esta no es la propaganda que deberías consumir, consume la buena: CNN/ BBC/MSNBC, etc” y nuestros periodistas y expertos nos arrullan mirando el dedo de los desmanes de Putin.

Tras ser ignorada durante décadas, Rusia ha presentado propuestas de acuerdos bilaterales con garantías de seguridad firmes, lejos de las promesas que no se cumplieron a lo largo de los últimos treinta años. Garantías de que Ucrania no ingresará en la OTAN, y que no se colocarán armas contra ella en su entorno inmediato.

“Esperamos conversaciones constructivas con un resultado final claro en los términos que garanticen una seguridad igual para todos” “Han llegado hasta el umbral de nuestra casa. ¿Creen que somos tan ilusos como para ignorar las amenazas planteadas a Rusia?. Ese es el problema: simplemente ya no tenemos terreno para retroceder”, ha dicho.

El sujeto de su reclamación no es la Unión Europea, ni la OTAN, sino que se ha dirigido directamente a quien manda en este asunto: Estados Unidos. Quiere acuerdos bilaterales con Washingtiony en segundo término con Berlín y París. El 21 de diciembre, el Presidente ruso habló con el nuevo canciller alemán , Olaf Scholz, y con el Presidente francés, Emmanuel Macron. La apuesta de Rusia es enérgica. Entre el 10 y el 13 de enero tendrán lugar las conversaciones, ¿qué pasará si no llegan a buen puerto?

Ante el Colegio del Ministerio Ruso de Defensa, una audiencia de generalotes, Putin dijo a finales de diciembre que si las conversaciones no logran resultados, Rusia adoptará “medidas militares apropiadas” de respuesta. Nuestros papagayos se preguntan por el contenido de tales “medidas”y han lanzado la voz de alerta ante la fantasmagórica “invasión de Ucrania”, un escenario fuera de toda realidad. La respuesta del Kremlin será otra: el despliegue de misiles nucleares tácticos en Bielorrusia y Kaliningrado. Con su estupidez, la Unión Europea regresa al continente a los principios de los ochenta, la crisis de los euromisiles. La unilateral retirada de Estados Unidos del acuerdo INF ha hecho posible esta locura.

No habrá seguridad europea que no sea común e integre los intereses de todos los países europeos, no la habrá sin Rusia, y desde luego no la habrá contra Rusia. Pese a los esfuerzos de nuestros políticos, expertos y periodistas.

(Publicado en Ctxt)

21 opiniones en “Hacia una crisis de misiles nucleares en Europa”

  1. Viene calentito. Ojalá se imponga el buen sentido y podamos respirar y colaborar. Lo de Memorial gran tristeza; pero la sociedad rusa debe reaccionar por sí misma. Mejores relaciones, menos miedismo con occidente serían decisivos. Europa en Babia como siempre, cuando es nuestro futuro que se juega. Países como Italia, incluso España, podrían decir algo. Crucemos los dedos. Putin es lo que es, pero los nuestros? Apártate que me tiznas dijo la sartén al cazo. Importantes precisiones sobre la censura n: más sutil, pero no menos efectiva.

    Me gusta

  2. Ya lo dije, los europeos de la UE han caido en la esquizofrenia. Una prueba de ello, es que se estan tragando, sin masticarlo, el cuento de la Caperucita Roja y el Lobo, version UE. Qué
    no es otra cosa qué la pelicula norteamericana de la Goldwin- Mayer, del «malo», y feo, ruso atacando a la » inocente» Ucraina. Est novela negra
    es tan grotesca, tan falsa y tan absurda, qué ni periodistas de la derecha española, hasta ahora anti rusos, se lo creen. Tampoco se lo creería un antiguo embajador de USA en la URSS, Keenan. Y, seguro, Trump duda también de su veracidad. Pero, claro, Biden, como buen catolico, apostolico y creyente fiel, lee los cuentos de la Caperucita Roja ( el clown que Alemania puso como Presidente de Ucraina) y el Lobo Feroz ( Putin), en lugar de leer la prensa. De otro modo se hubiera enterado qué, cómo lo repiten periodistas europeos serios de derecha, es Ucraina ( o sea, su payaso- presidente) quién se ha secado el culo con los tratados qué firmó con Rusia, y no al reves. Lo de la » invasión» a Ucraina por parte de Rusia, es en realidad una polvareda artificial montada por un maridaje contra natura entre alemanes y yanquis, para esconder
    qué, quienes en realidad pretenden apoderarse de Ucraina no son los rusos, sino los alemanes, tanto los merkelianos como y en especial, los nuevos chicos malos alemanicos, los neonzis del partido AfD. Estos, siguiendo las lineas trazadas por su amado Hitler, lucharan con todo y contra todos ( todos los europeos en particular)
    por una consigna basica: conquistar el » Lebensraum» qué nececita Alemania; es decir, Ucraina. Una vez conseguido ése objetivo, les será facil enseñar a todos los europeos qué, de ahí en más, » Deutchsland Uber Alles» es lo unica norma que deberán respetar. Y tendran razon, pues adueñandose de Ucraina, los alemanicos no necesitaran importar ni una patata, ni un gramo de trigo, ni un gramo de maiz, ni frutas y vegetales, ni de España, ni de ningún otro país Europeo. Ni tampoco hierro, ni carbon, ni nada. A poco de alcanzar esa situacion, se compincharan con los rusos para vender gas ruso al resto de Europa al precio que les salga del forro. Conseguiran los alemanes todo eso, y mucho mas, a costo casi cero. El sueño dorado de Hitler version Siglo XXI y con toda la UE de valet.
    Saber varias lenguas, es claro una ventaja. Te enterasde cosas qué no se publican en otras. Así es como, leyendo un diario rumano on line llamado» » Noticias desde su Fuente» qué , hoy, Siglo XXI, los empresarios alemanes tiene a ciudadanos rumanos y bulgaros y sdguramente de otras partes tambien, trabajando 20 HORAS POR DIA POR UNA MISERIA DE DINERO. Si esto no es esclavismo, no sé qué es. Eso ya es terrible, claro, pero, lo peor es qué, según las leyes alemanas, esto es legal. El sueño deMerkel.

    Me gusta

  3. Compañero Rafael Poch-de-Feliú
    Ante todo desearle una feliz despedida del 2021 si la celebra. Y feliz año 2022.
    En relación al tema tratado yo creo que no habrá mucha sensatez, ya que el capitalismo es «gobernado» por un ente abstracto que se llama «valor» y éste es un «sujeto automático» (Marx), y la salida a la situación de crisis actual (que viene desde los años 70 del siglo XX) parece ser que será una gran guerra.
    ¡Quien iba a decir que el mundo estaba mejor con Trump que con estos gobernantes en EE UU al servicio de la dinastía Rothschild!
    Un abrazo afectuoso para usted.
    Rodolfo Crespo

    Me gusta

  4. De Stoltenberg baste decir que bajo su tèrmino como primer ministro tuvo lugar la peor matanza de Noruega desde la II GM, y dejèmoslo ahí. El problema de la socialdemocracia, aparte lo que arrastra históricamente, es que el sistema ha prescindido de ella porque consideró que el fantasma comunista ya no era un peligro. Tampoco sè si siguen pensando eso, porque tienen una diarrea mental que eso sí que es un enigma envuelto en un misterio y encajado en una platonez.

    En general ya no es que sean maliciosos y corruptos más allá de toda funcionalidad, es que son profundamente imbèciles y lógicamente, incompetentes. No es que China o Rusia sean el súmmum de la neurona aplicada, es que es jugar al ajedrez con gente de Sálvame.

    Entiendo que las negaciones no van a ir muy lejos porque la forma rusa de redactarlas es intragable para EEUU. Es obvio tambièn que Rusia, China, Irán, y unos cuantos más (incluyendo Modi, el personaje, que los debe haber dejado helados), están perfectamente coordinados en lo que están haciendo, es una ofensiva en múltiples frentes y eso lo han visto (como no ver la Luna en el cielo, vamos), de ahí la aparente prudencia, en realidad silencio confuso, y que ya le hayan cerrado la boquita a Stoltenberg y amistades de atraco de buffet.

    Otra pista nos la da el bofetón de Putin a Biden, aclarándole que si se les ocurre alguna otra burrada pasada de rosca simplemente se cortan las relaciones diplomáticas por completo. Los han arrinconado bien y ni siquiera saben dónde están.

    No sè què harán, pero todo apunta que van a dar mucho dolor a Occidente, y como nunca lo ha sentido, porque ven que no hay más argumentos. EEUU está al borde de un colapso como la URSS de Gorbachov e imagino que tendrán cuidado de evitar al menos ser vistos como la causa, porque que colapse a estas alturas imagino ya que les importa una mierda.

    Ni que decir tiene quièn va a pagar ese dolor. Stoltenberg no, a no ser que lo linchen por la calle, cosa nada descartable viendo los reflejos de este ‘orden’ social no moribundo, ya zombie.

    Le gusta a 2 personas

  5. Muy instructivo el artículo, y para los que somos legos en relaciones internacionales, pues todavia se agradece más. Lo que me ha mosqueado es que el enlace último que se refiere al acuerdo INF con la dirección https://rafaelpoch/2019/07/10 no te redirige a donde supuestamente debería dirigirte, sino que muestra que no se puede acceder a ese sitio web. A lo mejor hay un error en la dirección del enlace….. Solamente eso, gracias a R.Poch

    Me gusta

  6. Si Europa permite qué tipejos como ésos Stoltenberg y Borrel, determinen el destino de los 500 millones de europeos, ¿ para qué preocuparnos con el cambio climatico y sus nefastas consecuencias? No sería necesario, ya qué Biden » El Bueno» , Borrell el superdotado y Stoltenberg el pacifista estan trabajando por un apocalipsis nuclear qué precederá al producido por el cambio climatico
    ¿ Es qué los del Consejo de Europa no se han enterado que existe algo que se llama Test de Inteligencia, que deberia exigirse que lo hagan todos los funcionarios de la UE? Debido a nunca exige ése test a sus funcionarios, la UE ya ha tenido qué sufrir a un banquero, alcoholico, pero no anonimo, cómo mandamás.

    Estoy seguro que en un test de Inteligencia Borrell y Stoltenberg obtendrian resultados negativos. Es decir, saldrian debiendo puntos.
    Hasta tu proximo articulo Rafael

    Le gusta a 1 persona

    1. Cuanta razón tiene sobre Borrell….. se lo cree tanto que mete la pata a veces si, a veces también. Hay un dicho en arquitectura que -MENOS ES MAS- este hombre debería aplicárselo a sí mismo.

      Me gusta

  7. Armando, ser retrasado mental es condición sine qua non para ocupar los cargos de Borrell, Stoltenberg y compañía, aparte de corruptos hasta el tuètano, por supuesto. Lo mismo que ser presidente de EEUU, por cierto sospecho que vamos a oir hablar bastante de Hunter Biden.

    Todos recordamos al ‘presidente’ de Afghanistán que no sólo dejó a leales perrunos servidores tirados en el aeropuerto de Kabul, es que dejó sacas con millones de dólares en cash porque literalmente no cabían más en los aviones y helicópteros. Un hombre moderno, cosmopolita, bien conocido en los grandes tótems de la enseñanza de Occidente, bien formado en el seminario americano, y que produce el máximo daño no por huir estilo Pocchetino dejando, literalmente, un reguero de pasta, sino por dejar bien a las claras cómo confía en las transferencias, dinero-e, pantallas fiscales y demás: todo a lo ordinario, billetes de curso legal estilo el demèrito y maletines no, sacas postales con decenas de millones cada una. Y si te tienes que quedar en tierra te jodes. De hecho, lo primero que hicieron al hacer escala en Akinostán fue mear, literalmente de nuevo, en medio de la pista: el váter de a bordo estaba inutilizado con sacas de billetes bloqueándolo, y tampoco es plan mear en vuelo. O en las sacas.

    Esta es la gente de la que estamos hablando.

    Le gusta a 1 persona

  8. Armes nuclears….ummmm, tranquil ben segur diuen que són innòcues. Si han tingut els bemolls de dir que les nuclears són energia verda……. que podem esperar. Els polítics, tants cops ens han fet veure a galet que deuen pensar que ho podem entomar tot, així d’estúpids deuen creure que som. Pensant-ho millor poder no van tan desencaminats, molts cops crec realment que en som, ens deixem aixecar la camisa massa sovint …..els sentim mentir sense ruboritzar-nos ni naltros, ni ells. Ens haurem insensibilitzat, ben segur.
    Sempre agrair-te ens refresquis tot el que hem oblidat.

    Me gusta

  9. Es una pena no tener hilo directo con Rafael Poch. Me vienen a la cabeza bastantes preguntas. Una de ellas la respondió en este artículo Poch. Vengo de discutirlo en un foro de usuarios de El País. Cuando Rusia habló de que Estados Unidos estaba comprometiendo la seguridad de Europa, de repente hubo una catarata de informaciones que vienen con el alarmista título de «Rusia va a invadir Ucrania», cuando es obvio que eso no va a ser así, porque a Rusia no le interesa eso. Pero sí quiso decir que, dado que guerra directa entre Rusia y OTAN no puede haber, si la OTAN, como ha dicho hoy, no va a renunciar a seguir expandiéndose hacia el Este, a Rusia solo le queda una salid a: jugar al mismo juego que la OTAN. Tú me apuntas y yo te apunto a ti. Claro está, Rafael Poch lo ha expresado mucho mejor que yo. Mi pregunta a Rafa vendría a ser la siguiente: Dado que poner misiles en Bielorrusia y Kaliningrado se me antoja insuficiente ante la cercanía de la OTAN, que ya está en la frontera rusa, mi pregunta es ¿Sería factible que Rusia intentase un acercamiento y firmar algún tipo de tratado con Cuba, Nicaragua y Venezuela, que le permitiese desplegar misiles en esos países? ¿Eso podría ser factible? Porque si fuese factible, y se realizase, si Estados Unidos se opusiese, la deslegitimaría totalmente ante el despliegue de misiles de la OTAN. Que Rusia colocase misiles en Bielorrusia, no causaría tanta impresión como si los desplegase nuevamente en Cuba como respuesta de reciprocidad al despliegue en Europa del Este.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: